Noticias

Volver a Noticias
Atmos-international-nd-train-derailment-oil.jpg
Publicado: 20 oct., 2017

El Informe NASEM Muestra que los Ductos son más Seguros que el Transporte Ferroviario

Un informe sin fines de lucro de la Academia de Ciencia, Ingeniería y Medicina (NASEM por sus siglas en inglés) encontró que los ductos y barcazas parecen tener sistemas de seguridad más completos que los sistemas en transporte ferroviario.

Varias inquietudes han surgido sobre el transporte seguro de materiales peligrosos, particularmente en relación con los defectos de las vías férreas, la preparación de respuesta a emergencias en comunidades rurales y los diseños antiguos de los vagones tanque que seguirán siendo usados en trenes de unidades múltiples, dice el nuevo reporte de NASEM.

Los ductos y barcazas han logrado mayores porciones de crecimiento de los líquidos y gases de energía doméstica, sin mayores problemas de seguridad y con el marco básico de los sistemas de seguridad y regulación. El comité que llevó a cabo el estudio y escribió el reporte, destacó el crédito que tienen los proveedores de servicio de transporte de todos los modos, así como sus regulaciones de seguridad, la mayoría de los suministros han sido transportados sin ningún incidente, permitiendo al país capitalizar nuevos recursos de energía y administrar los riesgos de seguridad asociados con su transporte.

El incremento de petróleo crudo, gas natural y etanol a base de maíz creó una demanda adicional y retos de seguridad en su transporte por vía de ductos, barcazas y vagones cisterna ferrocarril. Cuando este estudio comenzó a finales de 2015, los vagones cisterna y barcazas transportaban combustibles de energía en grandes cantidades sobre largas distancias y en comunidades que tenían poca o ninguna experiencia en el tráfico de grandes cantidades de líquidos inflamables.

El comité descubrió que los ferrocarriles podían implementar mejoras de seguridad para el transporte de petróleo crudo y etanol, tal y como lo hacen transportistas marítimos y de ductos. El aumento de la producción doméstica significó que el país carecía de suficiente capacidad en el transporte mediante ductos y barcazas. Los trenes comenzaron a transportar materiales energéticos peligrosos en vagones cisterna que no habían previamente transportado estos materiales inflamables a granel, y con personal que carecía de experiencia transportándolos. Tras los descarrilamientos, la industria y los reguladores se centraron en reducir la severidad de los incidentes haciendo los vagones más resistentes a choques y más resistentes a fallas térmicas.

El millaje del ducto de transmisión de Ail creció más de un 40% entre 2010 y 2016. El comité mencionó que el rango de incidentes ha sido generalmente estable, con fluctuaciones entre años causadas por eventos periódicos de alta consecuencia que son los suficientemente raros como para limitar juicios subyacentes. Aunque el comité no encontró nuevos problemas de seguridad debido al aumento en el uso de ductos para el transporte de grandes cantidades de petróleo y gas para uso doméstico, un mayor consumo y mayores volúmenes de tráfico pueden resultar en más emisiones a lo largo del tiempo, simplemente debido al aumento en la exposición. Sin embargo, es probable que el impacto en la seguridad se deba a la medida en que las nuevas tecnologías de ductos, sistemas de monitoreo de fugas y más programas para la gestión de la vigilancia e integridad, son más efectivos para proteger los nuevos ductos y los más antiguos que también se conectan

 

Fuente: National Academies of Sciences, Engineering and Medicine