Noticias

Volver a Noticias
Water_56872477.jpg
Publicado: 20 mar., 2013

Un estudio de DOT resalta la importancia de mantener un sistema de detección de fugas y capacitación de personal

Reconociendo la importancia de la detección de fugas, el Departamento de Transporte de Estados Unidos (DOT), la Administración de Seguridad en Ductos y Materiales Peligrosos (PHMSA), la Sección de Seguridad de Ductos (OPS) ha incluido disposiciones en cuanto a detección de fugas y consideraciones en varias secciones de 49 CFR partes 192 y 195.

Las disposiciones incluyen requisitos para el mantenimiento de Sistemas de Monitoreo Computacional de Ductos (CPM) ya existentes.

Sección 195.134, detección de fugas CPM, se aplica a cada ducto de líquidos peligrosos, que transporte líquido en una sola fase (sin gas en el líquido). En tales sistemas, cada nuevo sistema de monitoreo computacional (CPM) de detección de fugas en ductos y cada componente reemplazado de cualquier sistema CPM existente deben cumplir con la sección 4.2 del API 1130 en su diseño y con cualquier otro criterio de diseño abordado en API 1130 para los componentes del sistema de detección de fugas CPM.

Sección 195.444, de detección de fugas CPM, requiere que cada sistema de monitoreo computacional (CPM) de detección de fugas en ductos instalado en un ducto de líquidos peligrosos, que transporte líquido en una sola fase (sin gas en el líquido), cumpla con API 1130 en la operación, mantenimiento, pruebas, mantenimiento de registros , y la formación del sistema.

Además de los reglamentos, PHMSA también emitió un Boletín Consultivo, ADB-10-01, presentado el 26 de enero de 2010. El objetivo del boletín era asesorar y recordarles a los operadores de ductos líquidos peligrosos de la importancia de la capacidad de detección de fugas rápida y eficaz para la protección de la seguridad pública y del medio ambiente. También se refiere a la importancia de detección de fugas y la responsabilidad de los operadores en determinar si un equipo computacional de detección de fugas resulta apropiado para sus ductos.

El Acta de Inspección, Protección, Aplicación y Seguridad de Ductos (PIPES) del año 2006 atrajo la atención sobre la detección de fugas, como parte de un Programa de Gestión Integral y Seguridad de un ducto. Bajo la  sección 21, PHMSA efectuó un estudio periódico de la tecnología de detección de fugas. El estudio de detección de fugas - DTPH56-11-D-000001 fue publicado el 10 de diciembre de 2012.

Este estudio analiza los incidentes del pasado para determinar si LDS adicionales hubieran podido contribuir a reducir las consecuencias. El estudio examina tecnologías LDS instaladas y disponibles en la actualidad LDS y analiza las normas existentes de LDS para determinar qué es lo que podría estar faltando.

El estudio afirma un tema recurrente de falsas alarmas. "La implicación es que se espera que un LDS para funcionar como una alarma automatización industrial primaria, con un encendido / apagado Estado y fiabilidad de seis sigma. Cualquier alarma que no corresponde a una fuga real es, con esta forma de pensar, un indicador de un fallo del sistema de LDS.

El estudio afirma un tema recurrente sobre falsas alarmas. "La implicación es que se espera que un LDS funcione como una alarma elemental de automatización industrial, con un estado encendido / apagado y fiabilidad de sistema Seis-Sigma. Cualquier alarma que no corresponde a una fuga real es, con esta forma de pensar, un indicador de un fallo del sistema LDS.

Asimismo, se revela que varios estudios técnicos confirman que se requiere mucho más esfuerzo en el tratamiento de alarmas de fuga, y la solución podría ser múltiples LDS independientes redundantes y controladores de formación para entender los principios físicos que causan la alarma con más detalle. El estudio indica que un LDS destinados a la mitigación de ruptura no tiene que ser muy sensible, sino muy rápido.

Por otra parte, el estudio también concluyó que los sistemas de detección de fugas son sistemas de ingeniería y que, precisamente, la misma tecnología, aplicada a dos ductos diferentes, puede proporcionar resultados muy diferentes.

El rendimiento de un sistema de detección de fugas depende fundamentalmente de la calidad del diseño de ingeniería, del cuidado con la instalación, del mantenimiento constante y de las pruebas periódicas.

Además, el estudio recalca que la aparición de sistemas "híbridos" que incorporan más de una tecnología individual mejorará la detección de fugas. También confirma que la selección de la detección de fugas correcta para un ducto depende de varios factores, como las características del mismo, las características del producto que transporta, las capacidades de instrumentación y comunicación. Cada sistema de ductos presenta características físicas y funciones operativas muy distintas, y ningún método de detección de fugas es una aplicación universal o posee todas las características y funcionalidades requeridas para la perfecta realización de detección de fugas. Tal vez peor, exactamente el mismo método o sistema de detección de fugas, aplicado a dos oleoductos de funcionamiento diferentes, actuarán en diferentes maneras y con diferentes niveles de desempeño.

El estudio confirma que no hay ninguna razón técnica por la que varios métodos de detección de fugas diferentes no se pueden aplicar al mismo tiempo. De hecho, un principio básico de ingeniería sobre la robustez habla sobre la implementación de dos métodos que se basan en principios físicos completamente separadas.

Finalmente, se encontró que a medida que la detección de fugas es la primera línea de defensa que contribuye a la reducción de las consecuencias, un sistema de detección de fugas que pone énfasis en la detección rápida y de alta sensibilidad es particularmente ventajoso. El estudio resalta que demasiadas falsas alarmas podrían ocultar una fuga mientras el operador del ducto determina si la alarma es real. Esto ha ocurrido en demasiadas fugas en ductos reales. Esto puede disminuir sustancialmente el impacto de la detección de fugas, sobre todo si hay fugas más grandes.

 

Referencias:

U.S. Department of Transportation, Pipeline and Hazardous Materials Safety Administration, Final Reporte Final No. 12-173, “Leak Detection Study – DTPH56-11-D-000001”, Dr. David Shaw, Dr.Martin Phillips, Ron Baker, EduardoMunoz, Hamood Rehman, Carol Gibson, Christine Mayernik, 10 de Diciembre, 2012